21/10/2020

General Acha: condena por violencia de género

Un joven de la localidad de General Acha fue condenado a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional por resultar autor material y penalmente responsable del delito Lesiones leves agravadas por el vínculo y daño simple en concurso real. En la causa intervino el fiscal de la sede General Acha, Juan Bautista Méndez y la fiscal Adjunta Paula Duscher

Un joven de la localidad de General Acha fue condenado a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional por resultar autor material y penalmente responsable del delito Lesiones leves agravadas por el vínculo y daño simple en concurso real, todo en contexto de la Ley N°26485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

El hecho ocurrió la tarde del 8 de julio del corriente año, en circunstancias en que la pareja se encontraba en el domicilio en donde convivían. Comienzan a dialogar sobre temas referidos a su separación; en ese momento, mantienen una discusión verbal donde se recriminan cuestiones familiares y del comercio que ambos tienen en común como sustento económico. El imputado tira unos cuadros que tienen en la casa rompiéndolos contra el piso, por lo que la denunciante le solicita que se retire de la vivienda, ya que la hija que poseen en común se encontraba presenciando la situación. El joven hace caso omiso al pedido, comienzan a forcejar, empujándose y tomándose de los brazos. Posteriormente, el masculino sigue a la mujer alrededor de la mesa, la alcanza y le da un golpe de puño en su rostro, continuando con una seguidilla de golpes en la zona de la nuca. Posteriormente la mujer le pregunta por qué reaccionaba con las agresiones, mientras que él le respondió: “Son unos correctivos”.

El conflicto penal se resolvió mediante un acuerdo abreviado entre el fiscal de la sede General Acha, Juan Bautista Méndez, la fiscal Adjunta Paula Duscher; el defensor particular Juan Ricardo Veneri y el imputado.

Por el plazo de dos años, el imputado deberá cumplir las siguientes reglas de conducta:
1) Fijar residencia y someterse al cuidado del Ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, Supervisación y Orientación para personas en conflicto con la ley penal.
2) Abstenerse de modo absoluto de entrar en contacto con la damnificada, ya sea de manera personal, telefónica, a través de redes sociales o a través de otras personas, con excepción del contacto que mantengan únicamente a efectos del ejercicio de sus derechos y obligaciones parentales.
3) Continuar con el tratamiento psicológico que se encuentra actualmente realizando.





Volver arriba